Prótesis dentales

Prótesis dentales

Una clínica odontológica no estaría completa si no ofreciera prótesis dentales.

Se trata de las soluciones más interesantes para gran cantidad de pacientes, tanto desde un punto de vista de calidad como de precio. Las prótesis dentales pueden clasificarse según diferentes categorías. Lo que hay que dejar a claro a los pacientes es que estos sistemas no son las tradicionales dentaduras postizas.

Las personas mayores, en algunos casos están acostumbradas a dentaduras más o menos aptas para un uso cotidiano, sin embargo, actualmente las dentaduras postizas clásicas no son el mejor modo de enfrentarse a problemas de masticación u relacionados.

A través de las prótesis dentales, se logra una buena disposición de los maxilares. Se torna a una disposición vertical y de esta manera se rehabilitan las piezas dentales salvables.

Básicamente, las prótesis dentales pueden clasificarse en dos categorías:

Fijas

Esta categoría incluiría las prótesis electrodepositadas, así como los sistemas que combinan material y cerámica… las prótesis de zirconio y la implantología de piezas dentales individualmente.

La electrodeposición es una de las tecnologías más avanzadas en el campo de la salud bucodental. Hablamos de un sistema cuyo principio es la deposición galvánica de oro con una pureza del 99%.

Mediante electrolisis, las coronas se colocan de modo exacto y totalmente personalizado.

Hay diferentes espesores en las soluciones de electrodeposición, resultando más naturales las dentaduras a las que se les aplica la suficiente cantidad de material cerámico.

El mínimo espesor de esta solución es de 0,2 mm. Aparte de los sistemas de electrodeposición, existen otras opciones, como son las más comunes prótesis que asocian el metal y la cerámica.

Uno de los beneficios que proporciona este sistema, es el ahorro del paciente, un ahorro que se acompaña de un tratamiento perfecto para devolverle sus funciones tanto estéticas como de masticación. Y siguiendo con las soluciones fijas, no podemos olvidar los implantes de piezas dentales individuales y la implantación mediante zirconio.

Removibles

Son sistemas más baratos que los anteriores y, como su nombre indica, pueden ser retirados para luego recolocarse.

También hay diversas opciones en este sentido. Una de las soluciones más conocidas son los dispositivos esqueléticos. Entre sus características destaca que son parcialmente removibles y que su base es de metal.

Por otra parte, los pacientes también pueden beneficiarse de los ganchos estéticos. Al contrario que otros sistemas que dejan ver partes metálicas, resultando antiestéticos, en los sistemas de ganchos estéticos se prevé la estética como uno de los factores relevantes, ello sin renunciar a la mejora que el elemento deben proporcionar a la salud bucodental.

En cuanto a salud bucodental, no podemos dejar de hablar de otros sistemas de gran interés, como son los aparatos antialergia.

Estos aparatos son especialmente indicados para todos aquellos pacientes susceptibles de padecer alergias por el contacto de metales o piezas sintéticas de otros materiales.

Las estructuras biológicas colindantes y tocantes podrán verse afectadas, con los consiguientes riesgos para la salud bucodental.

Si necesita cualquier tipo de información sobre dentaduras removibles, contacte con nuestros expertos marcando el número de teléfono o rellenando el formulario de la página que está su disposición.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE